• Inicio
  • Noticias
  • La movilidad del futuro será eléctrica, y eso incluye al modo bus

Noticias

La movilidad del futuro será eléctrica, y eso incluye al modo bus

La nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética (PLCCTE), aprobada el pasado 08 de abril en el Congreso, presenta un nuevo escenario con el objetivo puesto en la descarbonización total antes de 2050. Dicho año se alcanzaría la neutralidad de emisiones, mientras que en 2030 las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) se deberán haber reducido en España un 20% con respecto a los niveles de 1990.

Pero ¿qué significa la neutralidad de emisiones? La descarbonización total implica que un país sólo podrá emitir los gases de efecto invernadero que sea capaz de absorber. Y, ¿cómo se consigue esto? Eliminando la energía que se obtiene a partir de combustibles fósiles y sustituyéndola por fuentes renovables.

En 2019, último año del que hay datos oficiales, casi el 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero de España procedieron del sector del transporte, y en gran medida, del transporte por carretera. Esto sitúa a la movilidad eléctrica como una palanca clave en la eficiencia energética e implica una transformación completa de la movilidad a partir de ahora, que tiende a ser eléctrica, conectada y compartida.

En este sentido, el transporte en autobús está en disposición de asumir este reto y de dar respuesta al cumplimiento de los requerimientos medioambientales planteados en esta nueva Ley, mediante una reducción paulatina de las emisiones directas de CO2 en el parque de vehículos, que tienden a emplear combustibles y tecnologías limpias (buses de hidrogeno, eléctricos, etc.). Además, con el objetivo de la descarbonización de la movilidad por carretera, la ley potencia el desarrollo de infraestructura de recarga eléctrica en todo el territorio nacional.

Es importante señalar que la introducción de vehículos eléctricos en el ámbito urbano, habitualmente con problemas graves de polución, puede no plantear grandes dificultades. Un ejemplo es Shenzhen, en China, ciudad con una elevada contaminación y más de 12 millones de habitantes, que ha sido capaz de electrificar toda la flota de autobuses hasta un total de 16.000 unidades, reduciendo sus emisiones anuales de CO2 en 440.000 toneladas.

En el caso de los trayectos interurbanos es más difícil emplear combustibles alternativos, ya que la tecnología actual no está suficientemente desarrollada y la autonomía que proporcionan no es suficiente para cubrir las rutas de mayor longitud. Esto representa un reto importante y un aspecto clave a la hora de establecer los requisitos a la flota dentro de las futuras licitaciones de concesiones en todo el territorio nacional. Aun así, es probable que, en un periodo de tiempo relativamente corto, se alcance una mayor capacidad de carga de las baterías. En cualquier caso, las compañías que operan en el sector de la movilidad tendrán que alinearse con estos cambios.

Arriva Spain asume esta responsabilidad como operador de servicios de transporte de pasajeros por carretera y lleva años impulsando medidas para seguir avanzando hacia un modelo de movilidad acorde con la Agenda 2030. La transición a una flota de combustibles alternativos, el empleo de tecnología para mejorar la eficiencia y reducir emisiones, el uso de combustibles más eficientes o la formación de su equipo operativo, son algunas de las medidas que contribuyen a que sea una compañía de transporte de viajeros innovadora, cada vez más respetuosa con el medio ambiente y con las personas.

A lo largo del año se vienen realizando pruebas con vehículos 100% eléctricos, o la instalación de paneles solares y la digitalización de los servicios.

Otro ejemplo de la apuesta decidida de Arriva en este sentido, serán las nuevas instalaciones de su base en Alcorcón y que es parte de la estrategia de transporte limpio de Arriva. La nueva base, cuya inauguración se prevé para septiembre de este año, contempla la edificación de un espacio sostenible de trabajo y cubrirá las necesidades futuras del operador, ya que se pondrán en marcha proyectos como la instalación de puntos de carga de vehículos eléctricos y la mejora de la eficiencia en la limpieza de vehículos, mediante el ciclo de tratamiento y reutilización de agua.

Los servicios de transporte público tienen un papel clave que desempeñar para abordar los desafíos ambientales, que cobrarán importancia en un mundo de crecimiento demográfico y urbanizado.

Nuestro compromiso es reducir continuamente los impactos de nuestras operaciones sobre el medio ambiente, al mismo tiempo seguir evolucionando para cubrir las necesidades y ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes. A esto lo llamamos, nuestro viaje hacia la Movilidad Verde (Destination Green).

Por Margarita Jiménez, directora de Proyectos y Licitaciones, Arriva Spain.

Contacto

C/ Fraguas, 27
Pol. Ind. Urtinsa.
28923 Alcorcón (Madrid)
Telf.: +34 91 226 04 18
Email: cliente@arriva.es

Síguenos en



Arriva